_KDX8018

“En la red sí se juega con la comida”. Comunica2 UPV Gandia

Posted on Posted in Periodismo/Journalism

_KDX8018

 

La comida es una de mis pasiones, y si además la combino con el periodismo, no puedo pedir más. Este año he sido muy afortunada porque el campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València me ha invitado al Congreso Internacional de Redes Sociales Comunica2 como moderadora de una mesa que lleva por título “En la red sí se juega con la comida”.

En la mesa hablamos sobre cómo se presenta la comida en redes sociales como Instagram y cómo, en función de su utilización, puede tener una finalidad: divulgativa, reivindicativa, promocional…. Y la conclusión a la que llegamos, es que todos debemos ser responsables con las publicaciones relacionadas con la comida. Responsables y también coherentes. Fue un placer compartir mesa con Begoña Rodrigo, David Monaguillo y Miquel Gilabert. Gracias a las directoras del Comunica2 Rebeca Díez y Marga Cabrera y también Alberto Sancho, colaborador del evento, por contar conmigo.

 

Os dejo la nota de prensa que emitieron desde el Comunica2 sobre la mesa

Hoy, viernes 17 de febrero, ha tenido lugar, en el congreso Internacional sobre Redes Sociales Comunica2 que organiza el Campus de Gandia, la ponencia En la red sí se juega con la comida, de la mano de David Monaguillo, Miquel Gilabert y Begoña Rodrigo, todos ellos moderados por la periodista Begoña del Prado. Mesa redonda en la que han tenido cabida temas como el foodporn, la crítica gastronómica, las fotografías de platos, la comida en hospitales y colegios o los community manager en restaurantes.
En primer lugar, los ponentes han hecho una breve introducción de su experiencia profesional, lo que ha permitido a los asistentes adentrarse en el mundo gastronómico desde un punto de vista muy interesante de la mano de verdaderos profesionales en la materia. David Monaguillo ha querido hacer hincapié en que “vivimos en un momento estupendo para el periodismo gastronómico” pero que es necesario tener una sensibilidad que no todo el mundo tiene, pues, como ha comentado Begoña Rodrigo, con restaurante propio, “si quieres tener un proyecto personal, tiene que ser personal hasta el final”. Se ha ahondado mucho en la importancia de que todo community manager de un local gastronómico debe tener profundos conocimientos de ese entorno y estar realmente vinculado con ello y con la empresa. Por esto, Miquel Gilabert ha aportado su percepción ideal para afrontar este asunto: “el futuro es contratar a un cocinero o camarero que también sea community manager”, que reparta sus horas laborales entre estas dos tareas.
Por otro lado, los tres ponentes han mostrado su faceta de “luchadores” por la correcta alimentación. Begoña Rodrigo trabaja con los colegios para que los comedores escolares den comida decente, “hay mucho trabajo y cuesta muchísimo de cambiar”, añade. Por su parte, Monaguillo denunció mediante redes sociales el tipo de comida servida en hospitales, llegando a calar en medios como El País; y Gilabert colabora con una empresa de Castellón para que los productos que llegan a los hospitales sean frescos. Además, han aprovechado para hablar del auge de vídeos en redes sociales de comida insana, “están muy mal enfocados, todo es fritura y grasa” comenta Monaguillo, y de la responsabilidad de las personas que difunden la comida. Gilabert ha reconocido que a pesar de tratarse de comida muy poco saludable “es lo estético lo que vende”, ya que, como ha añadido Monaguillo, “todos llevamos un gordo dentro (…), es un sustitutivo del sexo” y “la responsabilidad social es muy complicada de gestionar en estos tiempos”.
Finalmente, Begoña Rodrigo ha querido destacar que “es la estética la que debe estar al servicio del plato y no el plato de la estética” y que, en cuanto a la crítica gastronómica, “si no pagas no puedes juzgar, siempre hay que pasar por caja”. La ponencia ha concluido con una rueda de preguntas que han abordado temas como el trato de las alergias o las intolerancias por parte de los restaurantes, “no puedes hacer al restaurante responsable de tus enfermedades” opina Begoña Rodrigo, quien sí que se considera abierta a adaptarse, pero afirma que todo tiene un límite y “no se puede llegar a todo”.
En definitiva, estos profesionales gastronómicos nos han hecho reflexionar sobre temas muy concretos y han aportado puntos de vista muy interesantes, acercándonos a realidades sociales desde una perspectiva que no siempre tenemos la posibilidad de visitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*