aniversario running 3

MI PRIMER ANIVERSARIO COMO RUNNER (Y DEPORTISTA)

Posted on Posted in Deporte/Sport
Pues aquí estoy otra vez…. De la Spartan Race de Barcelona…. a la 10k de mi ciudad.
Con esta carrera de 10 kilómetros cumplo un añito como runner y “deportista” (me hace mucha ilusión eso de decir que soy deportista…. como siempre me ha costado tanto practicar deporte…) 

(Saltar al siguiente párrafo si ya has leído algún post mío anterior… por no aburrirte, más que nada….)
Aún recuerdo cuando allá por el verano pasado dije a un amigo, “quiero correr, ayúdame con un entrenamiento”… y me puse unas zapatillas que tenía por casa desde hacía años (que además eran para todo menos para correr). Y por primera vez probé aquello del “running”.
La cara de mi amigo fue de un susto terrible. Seguro que pensó “en menudo lío me ha metido ésta”. Y es que, cuando corría parecía un pato, apoyando todo el pie en el suelo, dejando caer mi peso en cada pisada. Hice la prueba en el recinto de una piscina y el eco de mis pisadas podrían haber provocado un alud si hubiera estado en una montaña con nieve… Pero todo esto ya os lo he contado… sin embargo, me parece tan gracioso y a la vez tan… especial, que me gusta recordarlo.

Ya ha pasado un año de aquella experiencia, de la primera vez que corrí entrenando 10 km sin parar, por el parque del Retiro de Madrid (a 8 minutos el km), o mi primera carrera de 10 km, esta misma carrera, pero hace 12 meses….

 
Ahora, quería celebrar que había pasado un año, y que por primera vez en mi vida había hecho algo sin abandonar a mitad camino. No sé si por falta de aliciente, motivación o interés, lo cierto es que pocas veces he hecho algo que haya tenido continuidad, y el deporte jamás había sido una opción en la que pusiera un mínimo de ilusión… hasta el año pasado.

 

Por eso era tan importante para mi celebrar que un año después sigo con tanta (o más energía) y con las mismas (o muchas más) ganas que hace 12 meses por seguir haciendo deporte.

 

No tengo ningún interés en conseguir una marca. Para mi, mi mayor reto es mantener la motivación y la ilusión. Superarme a mi misma. Hacer cosas que jamás hubiera imaginado que podría hacer. Y aquí la prueba de lo que he hecho este año: 3 carreras de 10km; 2 Spartan Race; 1 carrera de obstáculos; 2 carreras de montaña de 10km; y una media maratón de montaña…. Lo estoy escribiendo y… la verdad, me siento muy orgullosa de mi misma. En realidad, no sé si es orgullo o es que no me lo creo… Pero… es cierto Bibi :) Lo has hecho, lo estás haciendo :))))) (esto me lo digo yo a mi misma y como soy tan sensiblera, pues venga, ojitos que se me llenan de lágrimas. Pero… qué felicidad más absoluta!!). 

 

 


aniversario running 1
Los dorsales de mis carreras en este año que ha pasado. Falta el de la carrera de obstáculos que hice en Paiporta.

 

El día de la carrera estaba muy nerviosa. El año pasado no lo estaba. Entonces no sabía qué era hacer una carrera, y además estaba lesionada. Pero ahora ya sabía a lo que iba y estaba muy nerviosa. La noche anterior casi ni pude cenar y me fui a dormir muy pronto porque quería estar descansada. Dormí profundamente y a las 8 de la mañana, en cuanto sonó el despertador salté como un resorte. Me vestí rápidamente (prendas muy frescas porque a pesar de ser noviembre hacía mucho calor). 
 
Seguía tan nerviosa (de emoción, por los recuerdos y por todo lo que he conseguido este año) que apenas pude comer medio plátano para desayunar. Pensaba, “¿medio plátano sólo antes de la carrera? Me va a dar un jamacuco”!!!! Aunque lo normal en mi es que no coma demasiado antes de un entrenamiento o una carrera. Me encuentro mucho mejor y corro mucho mejor si mi estómago no está muy lleno. Pero sí es normal que la noche de antes coma muchos hidratos (varios plátanos), y esta vez no lo había hecho.
Me fui a la carrera con mi amigo, el mismo que observaba estupefacto a aquel pato (yo) un año antes. El mismo que durante este tiempo ha preparado mis entrenamientos. El que me ha enseñado a correr y ha dedicado su tiempo  a ayudarme, apoyarme y darme ánimos. El que me ha demostrado que cuando creo que no puedo más, siempre quedan fuerzas. El que me ha dicho que en el deporte sólo se llora cuando uno se lesiona o consigue su objetivo. El mismo que me ha repetido una y otra vez que lo que he conseguido en este año ha sido porque yo sola lo he trabajado o que me ha dicho aquello de que “nadie dijo que esto iba a ser fácil” (frasecita que me repitió unas cuantas veces cuando entrenaba para la Spartan).

 

Él me iba a acompañar para marcarme el ritmo, porque, aunque haya pasado un año, sigo sin saber cómo medir mi energía. Siempre salgo muy rápida y luego lo puedo pasar mal a mitad carrera. Todavía hoy en día no sé qué es eso de correr “a sensaciones”, y tampoco sé a qué velocidad voy. Para mi, el cansancio no depende de la velocidad a la que vaya, sino de mi día, de cómo me encuentre…

 

El día de la carrera me encontraba bien. Tenía mucha sed pero no quería beber demasiado a pesar de que hacía mucho calor… y en este año he comprobado que el calor es mi peor enemigo. Pero no lo quería pensar. La emoción era demasiado grande. Después de un año, vuelvo a hacer cada carrera como si fuera la primera. Y ésta, además, era muy especial.

 

aniversario running 2
Para quitarme un poco los nervios nos hacemos unas fotos antes de empezar la carrera, hablamos con gente y calentamos un poco.
aniversario running 3


Y allá vamos. Es el momento de empezar. No situamos en los cajones de salida (más atrás de lo que quería pero marqué tiempo de tortuga en el momento de la inscripción).
Anuncian la salida y el corazón me va a mil. Me encanta ese momento en el que siempre me pongo a dar saltos al ritmo de la música. Los ojos se me empañan. Los corredores empiezan a moverse…. allá vamos. Qué nerviosa estoy!!!!! Estoy tan nerviosa que me cuesta respirar… y me digo, tranquila o no llegas a la esquina!!! Mi amigo me pregunta y yo digo, todo bien!!! Pero no es verdad!!!! Empiezo a controlar la respiración para bajar pulsaciones porque me noto el corazón en la boca. Estoy tan emocionada!!!

 

aniversario running 4

 

 
Poco a poco me voy tranquilizando. Voy muy bien. Mi respiración está bien y empiezo a disfrutar. La gente va animando. Mi amigo diciéndome continuamente que voy muy bien, apoyándome, y eso, para mi, es muy importante. 

 

Disfruto tanto que no me cuesta sonreír al ver una cámara de fotos o saludar a gente conocida. Aunque no hablo demasiado, en realidad no hablo nada… Estoy concentrada en no concentrarme.

 

aniversario running 5

 

Cuando llevamos 5 km, más o menos, al igual que el año pasado, tengo un momento crítico. La carrera sale por una zona poco habitada, sin fincas, donde da mucho el sol, y con algo de desnivel positivo. Son los 2 km más duros del recorrido para mi. Se lo digo e inmediatamente me dice “pensamientos positivos, piensa en las cosas buenas del recorrido”.
 
Es la primera carrera en la que apenas he bebido antes de empezar y en la que decido no beber ni una sola gota del agua que nos dan en el avituallamiento. Sólo me mojo los labios, la boca, y luego tiro el agua. A veces me echo por encima para refrescarme, pero no bebo porque en los entrenamientos a veces me ha sentado mal. Y aunque la falta de hidratación siempre pasa factura, aún así, opto por refrescarme sólo por fuera.
 
Volvemos a entrar en la ciudad: calles, sombras y gente animando. Estamos en la recta final.
 
Tengo momentos muy buenos pero cuando queda 1 km la carrera se me hace de nuevo dura y ahí está mi compañero apoyándome, dándome ánimos “venga, aguanta el ritmo que vas muy bien” (aunque al acabar la carrera me dice que en mis dos momentos críticos iba lenta).
 
Cada vez queda menos recorrido. Tres curvas, tres rectas largas y entramos en la pista de atletismo. Voy a caer allí mismo! ..pero me sigue diciendo, “venga”! y menos mal porque en este año me he dado cuenta de que si tiran de mi, puedo hacerlo. Obviamente todo requiere su esfuerzo pero aún no tengo la capacidad de tirar de mi yo sola.
 
Diviso la línea de llegada y el marcador, pero a partir de ese momento ya no veo ni oigo nada más. Sólo veo la meta y me concentro en el último esfuerzo. 
 
He notado mucho que no he entrenado tan bien como en otras ocasiones. Para esta carrera apenas salí a correr unas cuantas  veces. Y es que este verano he tenido trabajo por partida doble. Trabajar todos los días de la semana, madrugar, el calor y no haber tenido un plan de entrenamiento en las últimas semanas han sido decisivos…. Qué pronto se pierde el tono y cuánto cuesta recuperarlo, verdad?
El caso es que buscando en los entrenamientos que me he guardado en este año vi que mi mejor tiempo había sido 5’19, cuando entrenaba mucho y con calidad.
 
Aún así, esta carrera la hice a 5’11. Aunque siempre digo que las marcas no me importan, sí quiero superarme a mi misma. Comprobar que todo esfuerzo tiene su recompensa. 
 
Pasamos el primer arco de llegada, el segundo, tercero… y meta. Levanto los brazos. Sonrío… 
 
aniversario running 6
Felicidad absoluta en la llegada
Ya no me duele nada. Ni siquiera me fijo en el tiempo empleado. 10km acabados. Pero es mucho más que eso. Mucho más que acabar una carrera. Es la guinda del pastel. De lo que queda por delante…
 
¿Y qué queda por delante? Pues, seguir entrenando. Siempre con una sonrisa. Siempre disfrutando. Ese es mi deseo. Quiero seguir como he hecho este año. Quiero que el deporte me siga acompañando en el futuro y que me siga aportando la felicidad que me ha dado estos meses.
 
El mundo del deporte es muy amplio y en este tiempo he comprobado que me gustan muuuuchoooo las carreras de obstáculos (spartan race) y por eso me gustaría conseguir la Trifecta el año próximo (“nadie dice que esto vaya a ser fácil” jeje). También me gustaría practicar escalada (que he retomado finalmente) y hacer carreras de montaña, aunque esto es más complicado porque es difícil encontrar a alguien que entrene en montaña y que esté dispuesto a ponerse a tu nivel (bajo, en mi caso).
 
También tengo varios objetivos: controlar mi ritmo para aguantar distancias más largas de 10 km, y por otra parte, tirar yo sola de mi misma, porque mi amigo me ha demostrado que siempre me quedan fuerzas. De hecho, sólo he hecho 4 carreras con él, la Spartan Sprint Elite de Madrid (que la acabé con muy buen tiempo), la media maratón de montaña, que acabé gracias a que “tiró” de mi, una de obstáculos en Paiporta (en la que también quedé en muy buena posición) y ésta en la que he mejorado muchísimo mi marca personal. Sóla, los resultados no han sido tan buenos. Un  punto que voy a tener que analizar…
 
Como véis, retos y objetivos muy duros para mi pero que espero poder cumplir. Os voy contando!!!!
 
 
 
 
Por cierto!!! esto del deporte me ha gustado tanto, que he empezado a colaborar con los compañeros de deportes de Tele7 Safor, así que en cuanto llegué a meta me puse la acreditación de prensa, cogí el micrófono y me puse a grabar a los ganadores de la Media Maratón (que también se corría ese día), y que empezaron a llegar apenas 15 minutos después (vaya máquinas)!!!
 
Aquí os dejo algunas imágenes entrevistando a los más rápidos :)))
 
aniversario running 7
Andrés Micó quedó segundo

 

aniversario running 8
Hablando con Hicham Ettaichmi
aniversario running 9
Davinia Albinyana, la mujer más rápida

 

aniversario running 10
Con Hassane Ahouchar
 
 

4 thoughts on “MI PRIMER ANIVERSARIO COMO RUNNER (Y DEPORTISTA)

  1. Felicidades guapa!!! Eres un ejemplo a seguir! Yo salgo a correr, a mi ritmo, y me encantaría poder participar en alguna carrera un día, pero me lo tomo con calma… escuchando a mi cuerpo.
    Enhorabuena por todas las carreras y las que te quedan 😉 besos

  2. Muchas gracias! al final las carreras no son lo más importante, pero a mi me marcan un objetivo para seguir entrenando, aunque este año no quiero hacer tantas. Me lo quiero tomar también con calma y centrarme en lo que realmente me gusta, que son las carreras de obstáculos, la montaña y la escalada :) pero todo con tranquilidad jeje.. Enhorabuena también a ti !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*